La recesión económica está afectando a estas ocho acciones de restaurantes

La recesión económica está afectando a estas ocho acciones de restaurantes

Si bien el coronavirus ha infligido un daño increíble a varias industrias, los restaurantes están sufriendo particularmente en este momento. En todo el mundo, las personas están cambiando sus hábitos alimenticios, ya que los consumidores están cenando fuera de casa menos que antes. Los restaurantes de todas las formas y tamaños luchan por adaptarse a la nueva normalidad, reduciendo la plantilla de sus empleados y centrandose en el envio a domicilio. Para algunas de estas empresas, esto será suficiente para sobrevivir. Pero para otras, un modelo comercial inflexible o una gran cantidad de deuda puede significar el fin del negocio. Estas ocho acciones de restaurantes han sido sacudidas por el coronavirus. Estas son las previsiones para cada una de ellas.

McDonald’s (MCD)

McDonald's

Si hay una compañía que debería sobrevivir a la pandemia del coronavirus, es la cadena de restaurantes más grande del mundo. Más del 90% de sus 38,000 ubicaciones en todo el mundo son franquicias, y McDonald’s ha prometido ayudar a los franquiciados con aplazamientos de alquiler en los próximos meses, lo que perjudicará sus resultados a corto plazo. Pero la compañía viene de un sólido 2019, y un flujo de caja libre de $5.7 mil millones (un aumento del 36% año tras año) que ayudará a capear esta tormenta. De hecho, McDonald’s está bien posicionado para sobrevivir gracias a iniciativas como McDelivery, que generó $4 mil millones en ventas el año pasado (frente a $1 mil millones en 2016), y teniendo en cuenta que el cheque promedio de entrega es dos veces más alto que las transacciones sin entrega, McDonald’s estará bien incluso si los clientes no pueden ir a sus tiendas.

The Wendy’s Company (WEN)

The Wendy's Company

Durante la semana del 2 de Marzo, Wendy’s presentó su nuevo menú de desayuno. Los accionistas aplaudieron esta iniciativa mientras las ventas aumentaron un 15%. En la semana que terminó el 22 de Marzo, las ventas en la misma tienda disminuyeron un 20%. Wendy’s se ha ido adaptado rápidamente a esta montaña rusa; Por ejemplo, Wendy’s anunció que diferirá en un 50% los pagos de la renta base para propiedades arrendadas a franquiciados en los próximos tres meses. Con suerte, eso será suficiente para NPC International, una de las franquicias de Wendy’s más grandes con 385 ubicaciones. NPC se ha desviado hacia la bancarrota en los últimos meses y la crisis actual solo exacerbará los problemas financieros de la compañía. Si bien Wendy’s debería estar bien con sus $340 millones en efectivo, si el operador del 5% de sus ubicaciones quiebra, podría ser una pesadilla para los resultados de Wendy.

Restaurant Brands International (QSR)

Restaurant Brands International

En una carta abierta publicada el 30 de Marzo, el CEO de Restaurant Brands, José Cil, detalló cómo el dueño de Burger King, Tim Hortons y Popeye’s se ha movido rápidamente para apoyar a sus franquiciados. Restaurant Brands proporcionará $70 millones en efectivo a sus franquiciados estadounidenses para ayudarlos a superar esta crisis. El propietario ha convertido los precios de alquiler de 3.700 ubicaciones de Tim Hortons y Burger King en alquileres 100% variables para reducir los costes y diferirá los pagos del alquiler por hasta 45 días. Todas estas iniciativas deberían recorrer un largo camino para lograr que los franquiciados pasen los próximos meses, y mientras tanto, los $2.5 mil millones en efectivo de Restaurant Brands deberían mantener a la empresa matriz en buena salud financiera.

Carrols Restaurant Group (TAST)

Carrols Restaurant Group

Carrols Restaurant Group opera como franquiciado de Popeye’s y posee el 14% de todas las ubicaciones de Burger King, lo que lo convierte en el franquiciado más grande de Burger King. Si bien es una buena noticia para Carrols que Restaurant Brands se está haciendo cargo de sus franquiciados, la mala noticia es que el 17 de Marzo, Moody’s rebajó la calificación de Carrols, citando “EBITDA inferior al proyectado en 2019 a pesar de las ventas positivas en la misma tienda”. Eso dejó a Carrols con una relación deuda/EBITDA de 7.8, que la compañía está tratando de mejorar al disminuir el gasto y aumentar el flujo de caja libre, pero el brote de coronavirus obstaculizará esos esfuerzos, dejando el destino de Carrols en serias dudas.

Shake Shack (SHAK)

Shake Shack

En 2019, los ingresos de Shake Shack aumentaron un 29%, su EBITDA aumentó un 11% y la compañía abrió 73 nuevas ubicaciones en todo el mundo, un nuevo máximo anual. Pero todo ese crecimiento probablemente se detendrá este año; el 2 de Abril, Shake Shack anunció que las ventas en ubicaciones nacionales operadas por la compañía disminuyeron aproximadamente un 70% en promedio, mientras que las ventas en la mismas tiendas en Marzo cayeron un 29% en comparación con Marzo de 2019. En respuesta, Shake Shack ha reducido su facilidad de crédito renovable de $50 millones para complementar los $104 millones que la compañía tiene en efectivo y valores. Afortunadamente, la mayor parte del crecimiento de la empresa no ha sido impulsado por la deuda. Entonces, en el corto plazo, Shake Shack estará bien, pero queda por ver si alguna vez alcanzará estos niveles de crecimiento nuevamente.

Dave & Buster’s Entertainment (PLAY)

Dave & Buster’s Entertainment

Desafortunadamente, el modelo de negocio de Dave & Buster es particularmente inadecuado para adaptarse a los clientes que se quedan en casa. La compañía ha tenido que cerrar las 136 ubicaciones. Lo peor es que la compañía tiene alrededor de $100 millones en efectivo disponible; según declaraciones hechas por el CEO Brian Jenkins, eso le da aproximadamente 15 semanas de efectivo operativo. Esas son muy malas noticias para una empresa con una deuda a largo plazo de $648 millones, y la gerencia de Dave & Buster está luchando por encontrar una manera de superar esta crisis, incluida la posibilidad de vender una participación en la empresa a empresas de capital privado. Hasta que el camino a seguir sea claro para Dave & Buster’s, los inversores pueden querer buscar en otro lado.

Starbucks (SBUX)

Starbucks

Puedes pensar que con interrupciones mundiales en sus operaciones regulares, Starbucks rodearía los vagones como otras compañías en la industria, reduciría su crédito y se prepararía para lo peor. En cambio, la compañía ha anunciado que su junta ha autorizado la recompra de hasta 40 millones de acciones hasta finales de 2021, además de los 16 millones de acciones que ya ha autorizado. A pesar de convertir sus tiendas estadounidenses en lugares de reparto a domicilio, Starbucks no considera que esto sea una amenaza existencial, y ¿por qué debería hacerlo? Después de todo, $3 mil millones en efectivo y otros $3 mil millones en crédito renovable le dan a la compañía mucho margen de maniobra si el negocio disminuye drásticamente.

Darden Restaurants (DRI)

Darden Restaurants

Darden Restaurants, la compañía matriz de Olive Garden, Longhorn Steakhouse y más, ha tenido un par de semanas difíciles. En la última semana de Febrero, las ventas en el mismo restaurante aumentaron un 3%; en la semana del 15 de Marzo, las ventas semanales en el mismo restaurante disminuyeron más del 20%. Para aplanar esta curva descendente, Darden ha reducido toda su línea de crédito renovable por un monto de $750 millones, lo que eleva el saldo total de efectivo de la compañía a aproximadamente $1 mil millones. El CFO Rick Cardenas fue lo suficientemente bueno como para señalar durante la llamada de ganancias de Darden el 19 de Marzo que incluso si las ventas cayeran un 50% en el próximo trimestre, lo que resultaría en un “flujo de efectivo operativo negativo de aproximadamente $300 millones para el trimestre”, el cofre de guerra de Darden sería más que suficientemente como para ayudar a la empresa a superar esta crisis.

Deja un comentario